Gachas

En Andalucía se preparaban en los años cuarenta, años difíciles, a base de agua y harina, a las que para darles sabor se agregaban sal, matalahúva y azúcar al cocinarlas y se acompañaban de coscorrones de pan frito.

Un postre humilde, pero como toda receta tradicional de ingredientes tan sencillos, está deliciosa. Es ideal para esas ocasiones en las que no apetece cenar demasiado, junto con una fruta.

Los dulces afloran por doquier y en fechas tan señaladas como son el día de Todos los Santos y sobre todo el Día de los Difuntos.